Reid Tip 4 – La Pregunta del Castigo

reid tip tecnica de entrevista e interrogatorio espanol español mexico cicapp curso

Provocadores de comportamiento durante una entrevista: La Pregunta del Castigo.

El núcleo de la entrevista, en la técnica diseñada por John E. Reid and Associates, consiste en formular una serie de preguntas provocadoras de conducta. Se han llevado a cabo investigaciones acerca de estas preguntas para desarrollar modelos que definan las características comunes de las respuestas veraces y no veraces. Este artículo presenta una pregunta provocadora de conducta conocida como “La Pregunta del Castigo”.

La pregunta del castigo generalmente se formula así: “¿Qué crees que debiera pasarle a la persona que cometió el delito?” Es importante que la pregunta se dirija específicamente al hecho que se investiga. En un homicidio, por ejemplo, se le preguntaría al sujeto: “¿Qué crees que debiera pasarle a la persona que mató a Antonio Morales?”. Si el tema bajo investigación fue el robo de $25,000 de la caja fuerte, la pregunta sería: “¿Qué crees que debe pasarle a la persona que robó esos $25,000?” Si a una persona se le está entrevistando por un posible fraude de seguro, se le preguntaría: “¿Qué crees que debe pasarle a una persona que miente acerca del robo de su carro?”.

Cuando a un sospechoso inocente se le cuestiona acerca del juicio que debe hacerse al culpable del delito, tiene poca dificultad en expresar un castigo severo. Después de todo, se le está investigando acerca del delito que alguien más cometió. Algunas respuestas típicas de los sujetos inocentes son: “Debiera ser juzgado y enviado a prisión”; “Espero que le den cadena perpetua por haber matado a ese empleado” o “Debiera ser despedido y probablemente enjuiciado. ¡Robar $25,000 no es cualquier cosa!”.

Una respuesta clave que se escucha de un sujeto inocente es que se refiere al culpable en tercera persona. Algunas respuestas que se han obtenido de sujetos inocentes comprobados incluyen: “…antes de que entre a la cárcel me gustaría darle un buen golpe!”, “Después de lo que me ha hecho pasar espero que lo pongan en prisión” y “Para hacer algo así, el sujeto debe estar realmente trastornado”. Un sujeto muy religioso que resultó ser inocente respondió de la siguiente manera: “El juzgar a alguien severamente es algo que está en contra de mis creencias, pero luego de que encuentren al responsable me encantaría sentarme con él y predicarle porque su alma necesita ser salvada”.
Los sujetos inocentes ofrecen una opinión personal en la pregunta del castigo. Al sujeto se le ha preguntado específicamente qué es lo que cree que debe suceder a la persona que cometió el delito. En todos los ejemplos anteriores, la respuesta implica una opinión personal.

También te puede interesar:   Reid Tip 13 - No decir "Dime por qué lo hiciste"

Además de las respuestas verbales de los sujetos inocentes a la pregunta de castigo, éstas son acompañadas de características no verbales y señales paralingüísticas. El sujeto hará contacto visual directo y probablemente se incline en su silla. Debido a que la pregunta puede estimular una emoción, el sospechoso puede utilizar ilustradores (alejar las manos del cuerpo).

Dentro del canal paralingüístico, los sujetos inocentes pensarán acerca de la pregunta antes de responder, porque es una pregunta reflexiva y por lo tanto, un retraso en la respuesta para deliberar no es inusual. El volumen y fuerza se mantendrán firmes durante la respuesta.

Cuando se le pregunta la pregunta del castigo a un mentiroso, se le está pidiendo que se juzgue a él mismo. Al aplicar el axioma de que el sujeto cree que el delito está justificado de alguna manera, no es de sorprender que uno de los modelos de respuesta de un sujeto culpable es que ofrecerá un castigo más indulgente. Algunos ejemplos de esto incluyen: “Bueno, creo que la libertad condicional sería apropiada”, “Tal vez reponer el dinero”, “Probablemente algún tipo de tratamiento psicológico sería lo mejor” o “Ya que nadie fue herido, creo que el supervisarlo sería suficiente”.

Las respuestas de las personas deshonestas a la pregunta de castigo, puede que nunca se refieran al culpable como si fuera alguien más. Comúnmente, el sospechoso mentiroso puede insertar algún tipo de lenguaje condicional en su respuesta para justificar su situación. Un sujeto acusado de abusar sexualmente de un niño contestó de esta manera: “Bueno, si una persona ha hecho esto a docenas de niños entonces creo que eso debe tratarse seriamente”. Un sujeto que finalmente confesó haber robado mil dólares respondió: “No lo llevaría a la corte al menos que haya evidencia física que muestre que esa persona tomó el dinero”. Un sospechoso de haber asesinado a su suegra contestó: “¡Dios mio! Esa pregunta es difícil. Lo que pasó ciertamente no está bien, quiero decir es algo terrible. Ciertamente este asunto debiera ser llevado a juicio”.

También te puede interesar:   Reid Tip 10 - Formulando preguntas abiertas

Un sujeto mentiroso puede evadir una respuesta directa a la pregunta de castigo y no brindará una opinión personal. La forma más común de evasión consiste en no emitir ninguna opinión: “No lo sé, eso lo decidirá el Juez”. O bien pueden incluir: “Estoy seguro de que será juzgado y enviado a prisión”, “Es política de la compañía el despedir a quien robe algo”. Como lo ilustran estos dos ejemplos, cuando la respuesta incluye un juicio severo, es importante determinar si el sospechoso está ofreciendo su juicio personal. Si no, está evadiendo la pregunta.

Un sujeto mentiroso puede tener conductas no verbales significativas cuando responde a la pregunta de castigo. Puede evitar hacer contacto visual directo, cruzar o descruzar las piernas o tener acciones de acicalamiento. La evaluación paralingüística, mostrará una tendencia a respuestas cortas y reservadas. También responderá muy rápido, sin darse tiempo para la reflexión o intentará disimular la ansiedad que siente al repetir la pregunta antes de contestar (con el objetivo de ganar tiempo para encontrar la mejor respuesta posible). Finalmente, el sospechoso mentiroso puede perder interés en su respuesta y comenzar la respuesta en un volumen y ritmo normal, pero la finaliza disminuyendo estos factores significativamente. En esta instancia, aun cuando el sujeto pueda sugerir un juicio severo sobre la acción, en realidad no cree en su respuesta.

Es importante recordar que la pregunta de castigo es una de muchas preguntas provocadoras de conducta que deben ser formuladas durante una entrevista apropiada del análisis del comportamiento. Sería inapropiado evaluar la culpabilidad o inocencia de un sujeto basándonos en la respuesta de una sola pregunta.

Este y otros temas serán abordados en el próximo curso de la Técnica Reid de Entrevista e Interrogatorio. Ver Calendario de Cursos para mayores informes.