Reid Tip 5 – Cómo evitar falsas confesiones

como evitar falsas confesiones cicapp consultoria prevencion proteccion seguridad mexico tecnica Reid scan español cursos Mexico

¿Puede alguien confesar por un crimen que no cometió? La respuesta es: Si.

Todas estas son causas reales para una “falsa confesión”:

– Proteger a un ser querido
– Baja capacidad intelectual / Delincuentes jóvenes
– Coerción
– Coacción
– Enfermedades mentales
– Memoria defectuosa
– Ganancias tangibles

Solo porque existan muchos motivos posibles para que las personas inocentes confiesen algo, no significa que la mayoría de las confesiones son falsas. Por el contrario, el promedio de los sospechosos son más que capaces de resistir las técnicas estándares de interrogatorio y se requiere mucho esfuerzo para persuadirlos para que digan la verdad. Pero la experiencia y la evidencia científica prueba que sujetos inocentes han confesado. Los investigadores deben estar alertas de estas motivaciones al seleccionar las técnicas de interrogatorio adecuadas para los sospechosos así como a los jueces y fiscales para identificar confesiones que pueden ser falsas.

La Técnica Reid está construida sobre los siguientes Principios Básicos:

1. Siempre conducir entrevistas e interrogatorios de acuerdo a los lineamientos establecidos por las cortes judiciales.
2. No hacer promesas de aligeramiento de consecuencias.
3. No amenazar al sujeto con daño físico o consecuencias inevitables.
4. No privar al sujeto de sus derechos
5. No evitar que el sujeto satisfaga sus necesidades físicas

El interrogatorio exitoso es aquel en el cual el sospechoso dice la verdad al entrevistador y las tácticas persuasivas que se utilizaron son legalmente aceptadas. Con estos objetivos en mente, la siguiente es una lista de las Mejores Prácticas aplicadas en la Técnica Reid para el Interrogatorio, junto con una breve descripción de cada una de ellas.

Lleve a cabo una entrevista antes de cualquier interrogatorio

Salvo en casos donde esté en riesgo la vida de una persona, el investigador debe conducir una entrevista no acusatoria antes de enfrascarse en un interrogatorio.
Durante la entrevista el investigador puede establecer rapport con el sospechoso, evaluar su credibilidad, obtener información para la investigación y establecer un parámetro conductual. Además, durante la entrevista es más fácil que el sujeto revele información que puede usarse para desarrollar una estrategia de interrogatorio.

Aplique un interrogatorio solamente cuando haya una creencia razonable de que el sospechoso es culpable o está reteniendo información relevante.

La creencia de que un sujeto es culpable de un crimen o está reteniendo información relevante puede basarse en la información de la investigación, la actitud del sospechoso o las respuestas verbales a las preguntas de la entrevista. El investigador debe evitar llevar a cabo un interrogatorio acusatorio como una técnica para diferenciar al inocente del culpable.

Considere conjuntamente la conducta del sospechoso con los hechos y evidencias del caso.

La evaluación de la credibilidad del sujeto durante la entrevista se beneficiará y será más precisa si no se basa solamente en las respuestas verbales y no verbales del sospechoso, sino también en los hechos de caso (oportunidad, acceso, motivo y propensión del sujeto para cometer el crimen) así como la evidencia forense.

También te puede interesar:   Reid Tip 11 - La importancia de la privacidad

Trate de verificar la coartada del sujeto antes de conducir un interrogatorio.

La forma más eficaz de probar la inocencia del sospechoso es verificar su coartada. Al contrario, cuando se comprueba que ha ofrecido una coartada falsa, este descubrimiento ofrece un mayor soporte para la sospecha de su probable participación.

Solo un investigador debe ser quien conduzca la entrevista.

Mientras que es apropiado que exista una tercera persona en la sala durante el interrogatorio, ya sea como observador o testigo, debe ser solamente un investigador primario quien se comunique con el sospechoso. Un individuo culpable es más probable que ofrezca una confesión voluntaria a un solo investigador con quien ha establecido rapport y confianza. Una táctica que debe evitarse es tener dos o tres investigadores bombardeando al sujeto con temas o preguntas alternativas simultáneas o que trabajen como “equipo de relevos” tratando de agotar al sospechoso por un largo periodo.

Cuando interrogue a un sujeto que no está bajo custodia, no lo prive de su derecho de abandonar la sala.

La vía de acceso del sujeto no debe ser bloqueada por el investigador al colocar su silla entre entrevistado y la puerta. La sala no debe estar cerrada con llave por dentro ni tampoco debe estar en un área que requiera una llave o código para abandonar el edificio. Finalmente, el investigador no debe hacer declaraciones que impliquen que el sujeto no tiene la libertad de abandonar el cuarto, por ejemplo: “No te irás a ningún lado hasta que aclaremos esto”.

No lleve a cabo interrogatorios excesivamente largos.

En la mayoría de los casos, si el sujeto sigue manteniendo su postura y no ha hecho ninguna admisión incriminatoria luego de tres o cuatro horas de interrogatorio, entonces éste debe ser reevaluado y casi seguramente terminado.

Tenga mucho cuidado al interrogar menores de edad, sujetos con bajo nivel intelectual o impedimentos mentales.

Esta clase de sospechosos son más susceptibles a proporcionar confesiones falsas y por lo tanto, el investigador debe ser cuidadoso en utilizar una persuasión activa tal como desechar negaciones débiles, superar objeciones o participar en prácticas engañosas. Es crítico que se haga una corroboración adecuada de las confesiones de este tipo de sujetos.

Cuando se utilicen técnicas que involucren engaños, el investigador no debe fabricar evidencia en contra del sospechoso.

Las corten hacen una distinción entre hacer afirmaciones falsas tales como “Encontramos sus huellas en la recámara”, las cuales son permitidas y aquellas que involucran fabricar evidencia y están prohibidas. Un ejemplo de la creación de evidencia sería tomar las huellas del acusado y transferirlas a una tarjeta de evidencia que indicaría que fueron encontradas en la alcoba de la víctima.

También te puede interesar:   Reid Tip 2 - Comunicación Paralingüística

Cuando el sospechoso declare que recuerda poco o nada del periodo en que se cometió el crimen, el sospechosos no debe mentirle acerca de evidencia incriminatoria.

Mientras que no es poco común que los sospechosos culpables finjan no recordar nada, una preocupación primordial es aquel inocente que experimenta una pérdida genuina de memoria del periodo en que ocurrió el crimen. Bajo esta circunstancia, si el investigador miente al sospechoso acerca de evidencia incriminatoria y este confiesa, puede argumentarse que el presentar evidencia falsa causó que un inocente creyera que había cometido el crimen.

No revele al sospechoso toda la información acerca del crimen.

Una confesión legalmente admisible debe ser corroborada. Una forma de comprobarla es con aquella información que solamente el culpable pudiera conocer, por ejemplo: la vía de acceso en un robo, una frase dicha a la víctima, el valor de los billetes robados, el arma homicida usada, etc. Cuando se entrevista a un sujeto o se le ofrece información a los medios, el investigador debe reservar ciertos datos que solamente debe conocer el investigador y el culpable.

Intente obtener información acerca del crimen que es desconocida por el investigador.

La mejor manera de corroborar es con la información no conocida por el investigador que es verificada independientemente como veraz. Un ejemplo de verificación independiente puede incluir la ubicación del cuchillo usado para matar a la víctima o donde se escondieron los objetos o el auto robado.

La confesión no es el fin de la investigación.

Después de la confesión, el investigador debe indagar los detalles de la misma en un esfuerzo para establecer la autenticidad de la declaración del sujeto, así como un intento de determinar las actividades del sospechoso antes y después del crimen.

Los críticos de la Técnica Reid (típicamente los abogados defensores durante los juicios) dicen que está técnica es “demasiado efectiva” y a veces provoca que una persona inocente confiese a algo que no hizo (una “falsa confesión”).

Las falsas confesiones si existen, pero no son causadas por la aplicación de la Técnica Reid. Usualmente son causadas por interrogadores que utilizan la Técnica Reid con comportamientos indebidos ya mencionados.

Este y otros temas serán abordados en el próximo curso de la Técnica Reid de Entrevista e Interrogatorio, visita nuestra sección de Calendario de Cursos para mayores informes.