Reid Tip 6 – Siempre entrevistar antes de interrogar

En las películas de Hollywood, el interrogatorio policial “típico” consiste en formular dos o tres preguntas al sospechoso, sorprenderlo en una mentira y atacarlo por medio de acusaciones de haber cometido el crimen. Especialmente cuando el sospechoso ha sido atrapado en una mentira o en una red de evidencia circunstancial es tentador obtener una confesión rápida saltándose la entrevista y avanzando directo al interrogatorio. Sin embargo, en casi todas las instancias, un interrogatorio debe ser precedido por una entrevista no acusatoria. Además de evitar una situación en la que una persona inocente es interrogada, estos son algunos otros beneficios de conducir una entrevista no acusatoria antes de un interrogatorio.

Desarrollar rapport

La impresión que el sospechoso hace del investigador se hace dentro de los primeros 15 – 20 segundos luego de haberse conocido. Esta reacción inicial influenciara en si el entrevistador y el sospechoso establecerán rapport. Para persuadir a un sospechoso de que diga la verdad durante un interrogatorio se requiere que éste confíe en el investigador y lo perciba como una persona objetiva que no lo juzga.

Este rapport no puede desarrollarse en una relación que inicia con una acusación de culpa seguida por un monólogo en el que el investigador domina la conversación. En otras palabras, el rapport no puede establecerse durante un interrogatorio. Solamente puede entablarse durante una entrevista no acusatoria en la cual el investigador es percibido como una persona objetiva, que no lo juzga a la persona y es la etapa en la que el evaluado habla la mayor parte del tiempo.

También te puede interesar:   Reid Tip 11 - La importancia de la privacidad

Desarrollar información para la investigación

Gracias a una entrevista no acusatoria, es mucho más factible que el sospechoso revele haber tenido la oportunidad, acceso o motivo para cometer el crimen e incluso alguna propensión psicológica de verse envuelto en una conducta criminal. Sin embargo, una vez que el sujeto es acusado de haber participado en una actividad criminal, percibirá que la relación con el investigador como adversa. Sus respuestas defensivas serán para negar cualquier información que pudiera conectarlo con el crimen. Es más fácil que un investigador obtenga la verdad de un sospechoso durante el interrogatorio si este admite haber tenido acceso, oportunidad, motivo y propensión a cometer el crimen durante la entrevista no acusatoria.

Otro beneficio significativo de conducir una entrevista previa al interrogatorio es que al sujeto se le permita una oportunidad de ofrecer una explicación de la evidencia incriminatoria y proveer una cuartada, si es que la tiene. El investigador puede tener la oportunidad, durante una llamada o revisión de registros, de confirmar o refutar la información provista por el sujeto. Si la información no puede corroborarse, esto claramente ofrecerá elementos valiosos al investigador para confrontar durante el interrogatorio.

Desarrollar información conductual

Los sospechosos son muy buenos para identificar el nivel de confianza del investigador durante el interrogatorio. Muchos sospechosos pueden decir si el investigador esta engañándolos acerca de que posee evidencia o está diciendo la verdad. Consecuentemente, el investigador que es percibido por el sospechoso como alguien seguro en su posición y declaraciones, es mucho más efectivo durante el interrogatorio para obtener la verdad. Esta es una razón importante de porqué lo evaluadores poligráficos tienen un alto porcentaje de confesiones, ya que han observado las “respuestas engañosas” del sospechoso en los gráficos. Similarmente, los investigadores que tienen evidencia real, son aquellos que tienen éxito en obtener la verdad. La razón por esto es que ambas instancias, el investigador conduce el interrogatorio casi seguro de la culpabilidad del sujeto.

También te puede interesar:   Reid Contratación Tip 3 - Como obtener la mayor información por teléfono durante una investigación de antecedentes Parte 2

El hacer preguntas provocadoras de conducta durante una entrevista puede tener el mismo efecto. Cuando un sospechoso responde la mayoría de estas preguntas de una forma típica de un individuo mentiroso, el investigador incrementa su certeza acerca de la culpabilidad del sospechoso durante el interrogatorio.

Finalmente, un investigador puede desarrollar información acerca de los antecedentes del sujeto, tales como condenas previas o si el día del crimen el sujeto le había pagado a su casero dos meses de renta atrasada en efectivo. Al estar armado con este panorama, el investigador puede hacer preguntas al sospechoso cuya respuesta se conoce, por ejemplo: “¿Has sido condenado por algún delito?, ¿Has hecho algún pago grande en efectivo en la última semana?” Una persona inocente típicamente dirá la verdad. De cualquier forma, si el sospechoso miente, el investigador aumentará su certeza en la probable culpa del sospechoso en el interrogatorio subsecuente.

Este y otros temas serán abordados en el próximo curso de la Técnica Reid de Entrevista e Interrogatorio, visita nuestra sección de Calendario de Cursos para mayores informes.