Cuando 2 sospechosos son interrogados considere “poner uno contra el otro”

tecnica reid poner un sospechoso contra otro Mexico

Cuando dos o más supuestos infractores han colaborado en la comisión de un delito y más tarde son aprehendidos y cuestionados, por lo general existe un temor entre ellos de que el otro u otros “hablarán”. Individualmente, cada uno de ellos puede sentirse confiado de su propia capacidad para evadir la detección y evitar el confesar, pero usualmente no experimentan la misma confianza respecto a lo que hará el otro sospechoso. Lo más presente en sus mentes es la posibilidad de que uno de ellos confiese para tratar de obtener una consideración especial.

Este temor y desconfianza mutua entre los co-infractores pueden convertirse en la base para la técnica de interrogatorio conocida como “poner uno contra el otro.” Dado que esta táctica implica en gran medida un bluff o ardid por parte del investigador, debe reservarse como último recurso, para ser utilizado sólo cuando otras tácticas no han dado resultado.

Hay 2 métodos de cómo poner una persona contra la otra:

– Cuando el investigador sugiere o da entender que el otro ofensor confesó, sin en realidad decirlo.

– Cuando el investigador dice directamente que el otro ofensor confesó.

En ambos casos, hay 2 reglas básicas a seguir, aunque hay algunas excepciones:

– Mantener a los sospechosos aislados entre sí, de vista y de oído.

– Irse con el menos “duro” de los sospechosos, el “seguidor” en vez del líder; el que tuvo un rol menor y que por lo tanto es el que será más vulnerable a estas tácticas.

A veces, sin embargo, el procedimiento inverso está justificado; tal vez el líder puede ser el más vulnerable debido a la preocupación de que si no habla primero, puede “quedarse colgado de la brocha” después de que el más débil confiesa primero. El investigador debe tomar la decisión en base a las circunstancias particulares, caso por caso.

Si el co-ofensor parece ser ingenuo, joven, un primer ofensor, y/o no familiarizado con las tácticas de interrogatorio, una forma simple de proceder puede ser que después de interrogar al primer ofensor, el investigador vaya con el más ingenuo y le diga “tu compañero está tratando de enderezarse; ¿Y tú? ¿O quieres que las cosas se queden cómo están? No voy a decirte lo que sé sobre tu parte en este trabajo. No voy a poner las palabras en tu boca y luego hacer que asientes de acuerdo con la cabeza. Quiero ver si tienes en ti lo que se necesita para decir la verdad. Quiero escuchar tu historia – directo de tu propia boca.” En muchas ocasiones este comentario ha provocado una confesión.

Esta táctica de insinuación puede ser dramatizada para añadir a su efectividad. A continuación, se muestran unos ejemplos que fueron utilizados en nuestra oficina. Tome en cuenta que debe de adaptar el entorno físico de los cuartos a su propia situación.

Ejemplo 1:

Una investigación de robo a negocio claramente indicaba que fue cometido por 2 sospechosos (Pedro y Juan), y los dos serian interrogados por el mismo investigador. Tanto Pedro como Juan estaban sentados en una sala de espera en donde había una asistente escribiendo en una computadora. La asistente fue entrenada para actuar dentro de esta estrategia.


Pedro fue llevado al cuarto de entrevista, el cual estaba pegado al cuarto de espera, separados por una pared y puerta. El investigador interrogó a Pedro y logró aumentar su creencia de que el era culpable, pero no logró que confesara. El investigador regresó a Pedro a la sala de espera y acompañó a Juan al cuarto de entrevistas. En el interrogatorio de Juan, tampoco logró que confesara, y también reforzó su creencia de que era culpable. El investigador dejo a Juan en el cuarto de entrevistas y se fue a la sala de espera. Ahí, le dijo a la asistente, “por favor entre conmigo con su cuaderno”. Esta instrucción se dió a la vista de Pedro, con mucha naturalidad, cuidando de que no se viera actuado. Después de ausentarse por un periodo de tiempo que concuerda con lo que tomaría escribir una confesión, ella regresó a la sala de espera y empezó a teclear lo que parecían ser sus anotaciones de su cuaderno…todo a la vista de Pedro. Después de algunos minutos, ella se detiene y le dice a uno de los investigadores en el cuarto “Como se deletrea el apellido de este señor Juan?” (o si tiene un apellido sencillo, que pregunte algo sobre su domicilio u otra cosa personal). Después de recibir la información, ella termina de escribir la “declaración” y se mete al cuarto de entrevistas, Y al poco tiempo sale y continua con sus labores normales. 

 
Después de 15 o 20 minutos, el investigador sale del cuarto de entrevistas con Juan y se lo lleva a un tercer cuarto fuera de vista. El investigador regresa y se lleva a Pedro al cuarto de entrevistas, se sientan y le pregunta “bueno, ¿qué tienes que decir por ti mismo?” En este punto, Pedro confesó, estando bajo la impresión de que Juan lo había hecho ya. Incluso si Pedro no confesara inmediatamente, el investigador debe de continuar con su interrogatorio, y si Pedro llegara a preguntar acerca de lo que dijo Juan, se le debe de decir, “no importa lo que dijo; tú dime lo que pasó; lo quiero de tus propios labios.”

Ejemplo 2:

En un caso en el que un padre y un hijo están involucrados en la comisión de un crimen, en el cual siempre han sostenido que son inocentes, incluso cuando se cuestionan por separado. En tal situación, el investigador puede decirle al padre: “bien, si ambos están diciendo la verdad, como usted insiste, aquí hay papel y lápiz; escriba una nota a su hijo; dígale que ha dicho la verdad y que él también debe decir la verdad. No tienes que decir nada más. ” Al momento de decir esto, hay que observar cuidadosamente las acciones y expresiones faciales del padre. Si él y su hijo están diciendo la verdad, no tiene por qué negarse o dudar en hacerlo; escribirá el mensaje de inmediato y con confianza. Si es culpable, se negará…o si lo escribe será de manera dudosa y/o tardada, confirmando de tal manera la sospecha de que miente.

Si el padre sí escribe y firma el mensaje, hay que llevarlo al hijo y ahora observar sus acciones y expresiones. Si es inocente, responderá rápido y con confianza, diciendo algo como: “estoy diciendo la verdad, y también mi padre; no sé qué están tratando de hacer. ¿Por qué no lo traes aquí? ” Si los dos son culpables, es probable lograr una confesión rápida del hijo. Si el hijo confiesa, le mostramos su confesión escrita al padre y esto nos ayudará a obtener su confesión.

______________________________________________

Declaración de Crédito y Permiso:

Por medio de la presente se otorga permiso a aquellos que deseen compartir o copiar este artículo siempre y cuando se incluya la siguiente Declaración de Crédito: “This Investigator Tip was developed by John E. Reid and Associates Inc. 800-255-5747 / www.reid.com.”

___________________________________________________

La Técnica Reid de Entrevista e Interrogatorio, la líder mundial para la detección de la mentira y la obtención de la verdad… para la identificación del culpable y la exoneración del inocente.